Economía

 

Situación Estratégica

 Servicios
Industria
Energía
Ciencia y Tecnología

 

A pesar de la reducida superficie del país y del bajo número de habitantes, la economía holandesa es grande y fuerte. Holanda ocupa el sexto lugar en las listas mundiales de exportadores (el tercero por lo que respecta a la exportación de productos agrícolas) y es, además, el sexto inversor del mundo. El Producto Interior Bruto holandés se encuentra en el puesto 14. La población activa la forman 6,8 millones de hombres y mujeres de los cuales más de un 64% trabaja en el sector de servicios y el resto en la industria, el sector agrario y la Administración Pública. En la actualidad, el Producto Interior Bruto per capita es de 22.570 euro. La tasa de desempleo asciende a un 5%.

Al sistema económico holandés se lo denomina también ‘modelo pólder’ o economía de consenso. La estabilidad económica se mantiene gracias al contacto intensivo y estructural que existe entre los sindicatos, el mundo empresarial y la Administración Pública. En un órgano que se creó especialmente con ese fin tiene lugar el diálogo permanente entre los trabajadores y los patronos. La Administración Pública intenta conseguir lo máximo posible sin ejercer presión.


 Situación Estratégica

En el mercado global, Holanda se ha convertido en un importante punto nodal para la industria y el comercio que operan a nivel mundial. Se ha construido una avanzada infraestructura para el transporte tanto de mercancías y personas como de datos electrónicos: el puerto de Rotterdam, el aeropuerto Schiphol de Amsterdam y el ‘GigaPort’ (una conexión directa de Internet 2 con Estados Unidos). La balanza comercial de Holanda suele caracterizarse por un superávit: más de la mitad del PIB holandés proviene del comercio internacional. Eso explica que también hayan muchas empresas multinacionales en Holanda. Además, muchas empresas extranjeras se han establecido en Holanda a causa de su situación geográfica central, los horarios laborales flexibles y la alta formación de los holandeses, que además dominan varios idiomas.


Servicios

Rotterdam, cuenta con el mayor puerto del mundo.

En los últimos veinte años, la prestación de servicios se ha convertido en el mayor sector económico de Holanda. En los últimos diez años, la exportación de servicios comerciales ha experimentado también un mayor crecimiento que la exportación de mercancías.

El segmento más importante del sector es el comercio, seguido por el sector de transporte y comunicación, la construcción, los servicios comerciales, y la banca y el sector de seguros. La mayor parte de las empresas de este sector se centran fundamentalmente en el mercado nacional. Las actividades internacionales están concentradas en el sector de transportes, las oficinas de asesoramiento técnico y las casas comerciales. Para apoyar las actividades internacionales del mundo empresarial, la banca holandesa (los principales bancos son ABN Amro e ING) cuenta con una red de oficinas distribuidas por todo el mundo y, de esta manera, también ofrece sus servicios a muchas empresas y Administraciones Públicas extranjeras.

En el ámbito internacional, las tres empresas comerciales líder son Ahold, SHV Holdings y Hagemeyer. Además, las actividades comerciales constituyen una parte muy importante de las actividades de las empresas industriales holandesas, tales como Unilever, Philips, Akzo Nobel y Shell. El sector de transporte holandés está concentrado en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam y el puerto marítimo de Rotterdam. Las empresas de transporte más conocidas son: KLM Royal Dutch Airlines, Nedlloyd, Frans Maas y Smit International. Las empresas de dragados Boskalis, HAM y Ballast Nedam presentan una mayor actividad en el extranjero que en Holanda. En el campo de la telecomunicación y comunicación de datos a nivel internacional, KPN Nederland está presente en los mercados extranjeros por medio de numerosos acuerdos de cooperación internacionales.


Industria

Lo que caracteriza a la industria holandesa es su orientación internacional, no sólo en cuanto a la venta en el extranjero, sino también en cuanto a la distribución de sus establecimientos de producción por todo el mundo y la colaboración con empresas extranjeras. Los sectores más importantes son la industria química, la industria alimenticia y la industria metalúrgica. La industria gráfica y la electrotecnia también presentan un notable desarrollo. En los últimos diez años, se ha automatizado mucho la producción en las diversas ramas empresariales, por lo que pueden hacer frente a la competividad mundial, no sólo desde Holanda sino también desde sus centros de producción en el extranjero.

Aportación de los distintos sectores a la economía holandesa :

Industria

17.9%

Agricultura y pesca

3.5%

Extracción de minerales

2.9%

Comercio, hostelería y reparaciones

13.1%

Transporte y comunicación

8.2%

Administración pública, defensa y enseñanza

12.2%

Otros servicios

42.3%

Fuente: Estadísticas de Holanda, cifras nacionales 1997

En Holanda se encuentra la sede central de los mayores consorcios químicos del mundo. La industria metalúrgica holandesa se ha especializado fundamentalmente en la fabricación de máquinas. En gran parte gracias a la rigurosa aplicación de dispositivos de dirección electrónica en máquinas, Holanda ocupa una posición líder en el mundo en el terreno de las máquinas de elaboración de alimentos, medios de transporte así como instalaciones para el procesamiento de alimentos y la industria química. Como resultado, la industria electrónica ha experimentado un gran desarrollo. Los principales mercados para estos productos son Alemania, Francia, Bélgica y el Reino Unido. En estos mercados tan desarrollados, Holanda es el segundo suministrador de aparatos industriales de alta tecnología y productos de consumo. Alemania importa más de Holanda que de Estados Unidos o el Reino Unido.


Energía

Gracias a la explotación de las considerables reservas de gas natural que se encuentran en el norte del país, Holanda se ha convertido en el mayor productor de gas natural de Europa Occidental. Tanto en el subsuelo holandés como en la plataforma continental en el Mar del Norte, las empresas de energía explotan yacimientos de petróleo y de gas natural. Junto a esto, una gran parte del petróleo crudo que se importa en Europa occidental entra por el puerto de Rotterdam, el cual cuenta con una enorme capacidad de refinado. La mayor parte del petróleo crudo y de los derivados de petróleo se transporta directamente a las zonas industriales de Alemania y Bélgica a través de oleoductos.

Gracias a las refinerías y plataformas en alta mar, ha surgido un amplio sector de suministro para la industria del petróleo y gas. Holanda cuenta con cuatro grandes empresas de construcción de acero, capaces de diseñar y construir completas refinerías químicas y de petróleo, así como plataformas de perforación marina. Además, decenas de empresas se han especializado cada una en aparatos específicos. También hay varios institutos de investigación que disponen de facilidades de laboratorio para la simulación de las condiciones de las plataformas en modelos a escala.

La severa legislación sobre medio ambiente que el Estado holandés estableció a finales de los años ochenta para el mundo empresarial, ha dado un fuerte impulso a la investigación de nuevas técnicas para la purificación de aguas y gases residuales y el procesamiento de residuos (industriales). Holanda es uno de los países con mayor respeto por el medio ambiente por lo que respecta a los procesos de producción.

Unas 40 empresas especializadas han lanzado al mercado sistemas comerciales para la obtención de energía a partir de biomasas, sol y viento. En la actualidad, la energía renovable cubre algo más del 2% del consumo de energía, pero este porcentaje aumenta continuamente. Se aspira a que en el año 2020, como mínimo, el 10% del consumo pueda ser cubierto por energía renovable.


Ciencia y tecnología

En vistas de que Holanda dispone de pocas materias primas naturales, la sociedad holandesa presta mucha atención a la mejora y ampliación de conocimientos. En las empresas, universidades e institutos trabajan más de 60.000 investigadores, los cuales emplean C4.600 millones por año. La mitad de este importe corre por cuenta de las empresas, una cuarta parte por cuenta de la universidades y la otra, por cuenta de los institutos. El resultado de sus esfuerzos se ve reflejado en el hecho de que el 7% de las publicaciones científicas y el 6% de las patentes en la Unión Europea son holandesas. Unas 5.000 empresas en Holanda realizan investigaciones en la propia empresa para la innovación de sus productos y el proceso productivo. Las empresas más importantes en este campo son las cinco multinacionales Philips, Shell, Akzo Nobel, DSM y Unilever.

Los diez mayores exportadores del mundo

Exportaciones en millones de dólares

Estados Unidos

867,50

Alemania

415,40

Japón

304,40

Gran Bretaña

291,10

Francia

259,10

Holanda

204,20

Canadá

196,60

Italia

191,20

R.P. China: Hongkong

178,90

R.P. China: Continente

170,80

Fuente: FMI 1998

El Ministerio de Asuntos Económicos lleva a cabo una activa política tecnológica, ofreciendo subvenciones que se ponen a disposición de las empresas establecidas en Holanda, independientemente de la nacionalidad de los propietarios. La innovación en las pymes es estimulada por una red de 18 ‘Centros de Innovación’, que asesora a estas empresas y que, al mismo tiempo, actúan como intermediarios frente a los institutos de investigación u otras empresas. En la actualidad, hay además proyectos de vanguardia para la generación de una infraestructura de conocimientos, para los que se han reservado 212 millones euro hasta el año 2002. El mundo empresarial, las entidades científicas y la Administración Pública aúnan sus fuerzas por medio de estos proyectos en terrenos tales como la miniaturización de materiales, las zonas del delta, la búsqueda de soluciones para el problema del tráfico, las aplicaciones en Internet (GigaPort), la biotecnología y los cambios de tendencias.

GigaPort es un ejemplo de desarrollo tecnológico con una aplicación económica inmediata. Gracias al proyecto GigaPort, Holanda es el primer país europeo con un enlace ‘Internet 2 Abilene’ directo con Estados Unidos, lo cual convierte a Holanda en la puerta electrónica de acceso a Europa y en un lugar idóneo para el establecimiento de empresas de tecnología integrada por ordenador (TIC).