Historia del
ESCUDO DE LA PROVINCIA DE
BUENOS AIRES


L
as costas de la Provincia de Buenos Aires fueron avistadas por primera vez por el Piloto Mayor del Reino de España, D. Juan Díaz de Solís, en 1516, al descubrir el Río de la Plata al que llamó Mar de Santa María o Mar Dulce. No desembarcó en ellas y lo hizo, en cambio, en la isla que denominó Martín García. Posteriormente, los navegantes, D. Hernando Magallanes en 1520, Sebastián Gaboto en 1526 y D. Alejo García en 1527, navegaron el estuario.(1)

El primer desembarco en tierra bonaerense lo hizo D. Pedro de Mendoza el 2 de febrero de 1536, en zona del actual Parque Lezama, después de haber fondeado sus navíos en la boca del Riachuelo. Asentó allí un pequeño poblado y llamó al lugar Puerto de Nuestra Señora de Santa María del Buen Aire.

Despoblado a mediados de 1541, por haberse trasladado sus habitantes a Asunción, el lugar no volvió a ser visitado hasta que, el 11 de junio de 1580, el Capitán Juan de Garay, cumpliendo una orden del Adelantado Don Juan Torres de Vera y Aragón, fundó en el Puerto de Buenos Aires la que llamó Ciudad de la Santísima Trinidad.(2)

El territorio asignado a Don Pedro de Mendoza en las Capitulaciones que celebró con el Rey de España fue dividido por Real Cédula del 16 de diciembre de 1617 en dos provincias o gobernaciones: una, denominada del Río de la Plata, con cabecera en la Ciudad de la Santísima Trinidad, Puerto de Santa María de los Buenos Aires y las Ciudades de Santa Fe, de San Juan de Vera, de las Corrientes y de Concepción del Bermejo, y otra, intitulada del Guayrá (3) con cabecera en la Ciudad de Asunción del Paraguay.

Tras su creación, acaecida en 1776, el Virreinato del Río de la Plata fue dividido, por la Real Ordenanza de Intendentes el 28 de enero de 1782 , en ocho Gobernaciones Intendencias, una de las cuales, la de Buenos Aires, abarcaba el territorio de su provincia y, además de la Banda Oriental , los actuales territorios de Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos y Misiones y parte de los de Chaco y Formosa. Toda la Patagonia hasta el Estrecho de Magallanes se consideró también como jurisdicción de esta Gobernación Intendencia.

A partir del movimiento del 25 de mayo de 1810, gobernaron, desde la Ciudad de Buenos Aires, la Primera Junta, la Junta Grande, el Primero y el Segundo Triunvirato y el Directorio. Este último, el 10 de setiembrede 1814, a expensas de la Gobernación Intendencia de Buenos Aires, creó las de Entre Ríos y Corrientes.

El 26 de abril de 1815, Santa Fe se separó de la obediencia política de Buenos Aires al designar su propio gobernador.

En Buenos Aires, por la renuncia del Director Supremo del Estado y del Congreso, el Cabildo se erigió en Cabildo Gobernador el 11 de febrero de 1820 y así surgió la Provincia como nueva entidad.(4)

Buenos Aires se separó de la Confederación y se erigió en estado, entre 1854 y 1860.

La Ley de Capitalización promulgada el 6 de diciembre de 1880 por el Poder Ejecutivo de la Provincia, convirtió a la Ciudad de Buenos Aires en la Capital de la Nación. Tras una breve convivencia de los Gobiernos Provincial y Nacional en ella, se convirtió al Partido de Ensenada en Capital de la Provincia, y se dispuso la fundación de una nueva ciudad en el lugar llamado "Lomas de Tolosa". De inmediato, se comenzó la construcción de la Ciudad de la Plata, que sigue siendo, hasta hoy, la Capital de la Provincia de Buenos Aires.(5)


SU HERÁLDICA

La Ciudad de Buenos Aires tuvo, a nivel municipal, su propio blasón desde el 20 de octubre de 1580. Las autoridades del Gobierno Virreinal que tenían su asiento en ella, usaban el Escudo Real Español de sus respectivas épocas. Del mismo modo, después de 1813, las autoridades nacionales que gobernaban desde Buenos Aires adoptaron el escudo derivado del sello que se diera para sí la Asamblea, el cual fue utilizado también en el orden provincial y sufrió las mismas modificaciones que el Escudo Nacional.

A raíz de una consulta formulada por la Inspección General de Milicias Provincial, respecto del verdadero Escudo, debido a la diferencia entre los que se usaban en los documentos oficiales, el Ministerio de Gobierno requirió la opinión del Doctor Angel G. Carranza Mármol. Éste, en un meduloso estudio, pasó revista a los símbolos utilizados entre los años 1819 y 1854, y concluyó que el escudo utilizado en aquel lapso no estaba basado en ley o decreto alguno, sino que era el adoptado por la Asamblea General Constituyente de 1813, con diversas modificaciones, y que, por lo tanto, nada obstaba a que se adoptara el Escudo de la Nación sancionando por Ley lo que estaba consagrado.

LECTURA HERÁLDICA
Forma: de elipse con filete de oro en bordura. Proporción 7,7 : 5,1

Cortado de azur ligero y plata ( blanco) trae en el segundo cuartel, movientes de los cantones diestro y siniestro de la punta, dos antebrazos humanos de carnación, que se estrechan sus diestras en el punto de pretensión, sosteniendo una pica de madera de su color, que alza en el punto de honor del campo de azur, un gorro de la libertad de gules con la punta caída a la diestra. Por timbre, un sol figurado, semipleno, de oro, con ciento veinte rayos lineales, cuarenta de ellos largos y ochenta más cortos. Completan el ornamento exterior, una rama de olivo a la diestra y otra de laurel a la siniestra, ambas de sinople con frutos de su color natural, que forman una corona abierta que cubre con sus extremos superiores los rayos del sol, y los inferiores se cruzan debajo de la punta, unidos por un moño de cinta de azur - celeste, con flecos de oro.

Sobre la base de ese estudio, los Diputados D. Augusto Piaggio y D. Valentín N. Graciano presentaron un proyecto de Ley para declarar como Escudo Oficial de la Provincia al Escudo Nacional, con la diferencia de rodearlo con un gajo de laurel y uno de olivo, poniendo el sol pleno y radiante en vez de naciente y flamígero. Ese proyecto no fue tratado.

Con posterioridad, el Ministro de Gobierno, Doctor Rodolfo Moreno, dispuso la recopilación de todos los antecedentes relacionados con el Escudo, los que fueron elevados a la Legislatura.(6)

Para definir y reglamentar el escudo de la Provincia, y diferenciarlo del de la Nación, se dictó la Ley Nº 4351 del 19 de octubre de 1935, que precisó que: tendría una elipse con bordura fina de oro, de siete partes y siete décimas de alto por cinco y una décima de ancho, cortada. El cuartel superior, o del jefe, en azur ligero y el inferior blanco. En el punto de honor un gorro frigio en gules, sobre una pica de madera sostenida por dos manos de hombre en carnación, estrechadas en el punto de pretensión y cuyos antebrazos desnudos nacen en el borde a diestra y siniestra. La pica aparece por debajo de las manos. Como timbre, un sol, en oro, semipleno, a la altura de la boca, por detrás del cuartel superior, con cuarenta rayos lineales largos y ochenta más cortos. El campo orlado por una rama de olivo a su diestra y una de laurel a la siniestra, ambas con frutos y color natural; sus extremos superiores apoyarán sin unirse, en los rayos de sol y los inferiores, cruzados por debajo del borde, estarán unidos por un moño de cinta argentina con flecos de oro.

El Decreto Reglamentario Nº 813, del 29 de noviembre de 1935, dio normas para su uso en sellos e impresos, y una Resolución del 24 de diciembre siguiente, disposiciones para obviar las dificultades en las impresiones.

El Proyecto de Ley, que había sido elaborado por el Senador D. Edgardo J. Míguez, manifestaba que los esmaltes del campo del escudo son los colores de la argentinidad; a las manos unidas sosteniendo el gorro de la libertad daba significado de unión y libertad; a los gajos de laurel y olivo el de triunfo en la paz, y al moño de cinta el de progreso creciente y afianzamiento del Estado autónomo como integrante de la Nación. Es de acotar que en heráldica, el olivo simboliza también buen nombre y fama y el laurel triunfo y victoria. En la antigüedad este último se consideraba símbolo de sabiduría, de paz y de gloria.


BIBLIOGRAFÍA

1) SIERRA, Vicente D., Historia de la Argentina, Tomo I (1492-1600), Unión de Editores Latinos, Buenos Aires, 1956, pp. 73, 163-168, 176-180 y 182-184.

2) IBÍDEM, pp. 214-215 y siguientes y 383-384.

3) IBÍDEM, Tomo II (1600-1700), Buenos Aires 1957, pág. 128.

4) LEVENE, Ricardo, "La Revolución de Mayo y Buenos Aires" pág. 207, "Los Cambios de Gobierno desde 1810 Hasta el advenimiento de la Provincia de Buenos Aires", pp. 219, 221, 224 y 236, en Historia de la Provincia de Buenos Aires y Formación de sus Pueblos, Vol. I, Taller de Impresiones Oficiales, La Plata, 1940.

5) LEVENE, Ricardo, "La Federalización de Buenos Aires y la Fundación de La Plata", en Historia de la Provincia de Buenos Aires, op. cit., Publicación del Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires, pp. 477-483.

6) MINISTERIO DE GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, El Escudo de la Provincia de Buenos Aires, publicación oficial de 70 páginas, Taller de Impresiones Oficiales, La Plata 1936, pp. 16-27, 30-32 y 44-45.

7) IBÍDEM, pp. 5-9 y 12-13.